MASAJE SHANTALA

(MASAJE INFANTIL)

Masaje terapéutico para niños

Nada mejor que un masaje para cuidar de tu bebé, para relajarle y demostrarle todo tu cariño y amor. El masaje terapéutico para los niños recibe el nombre de Shantala. Su origen está en la India. El doctor francés F. Leboyer, después de observar cómo una madre masajeaba a su bebé, quedó fascinado con la fuerza de los movimientos y los beneficios que esa práctica tenía en los bebés.

Leboyer quedó tan impresionado que decidió importar esas técnicas a Occidente y bautizar la secuencia de los movimientos con el nombre de aquella madre, Shantala. Según Leboyer, ser cargados, acunados, acariciados, tocados, masajeados, etc., es algo tan indispensable para los niños pequeños como las vitaminas, sales minerales y proteínas.

Beneficios a nivel fisiológico del Masaje Shantala

Sistema Nervioso

La piel es el mayor y más poderoso sistema de comunicación que dispone el bebé; a través del tacto se transmiten infinidad de mensajes. Estos estímulos externos, durante gran parte de la vida del niño se reciben principalmente vía tacto (hasta los 12 años sigue siendo el sentido predominante para integrar información del mundo exterior). El tacto favorece el proceso de mielinización.

Sistema Hormonal

Liberación de endorfina, oxitocina y prolactina. La prolactina es la encargada de la producción de leche y tiene una misión fundamental en la relación madre-hijo. Esta hormona facilita la creación de la conducta maternal: las ganas de atender y cuidar al bebé, encontrarle lo positivo para favorecer la vinculación, ganas de tocarlo, acariciarlo… La prolactina no solo se desprende en la madre sino también en el padre o hermanos cuando contactan afectuosamente con el bebé durante el masaje.

Sistema Inmunológico

Una situación de tranquilidad mantiene en equilibrio el sistema inmunológico y mejora su funcionamiento. El estrés, por el contrario, lo debilita. La seguridad emocional que podemos ofrecer al bebé a través de un contacto corporal amoroso y continuado, así como el hecho de favorecer un estado de tranquilidad y relajación, fortalecerán su sistema inmunológico.

Sistema Gastro-intestinal

El masaje durante los primeros meses ayuda a madurar el sistema gastro-intestinal, y después a regularlo. El masaje ayuda en situaciones de cólicos y gases a disminuir el dolor y las incomodidades, así pues, favorece a la creación de un ambiente más distendido en la familia facilitando una mejor relación entre padres e hijos desde los primeros días de vida.

Sistema Respiratorio

El masaje en la zona del pecho, espalda y hombros ayuda a regular el sistema respiratorio.

Sistema Circulatorio

A mayor aporte de oxígeno mayor limpieza de la sangre. Los movimientos de vaciado venoso ayudan al retorno de la sangre al corazón y producen un efecto tonificante. Los de salida ayudan a la sangre a llegar hasta los extremos (manos y pies) y producen un efecto relajante.

Sistema Muscular

El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura. Ayuda a disolver nudos de tensión física y emocional, que el niño va acumulando a lo largo de los días. En el niño, las tensiones físicas se acumulan en diferentes zonas musculares según la fase motriz en la que se encuentre.

El Vínculo afectivo con el bebé

Ayuda a crear y a nutrir los lazos entre madre/padre/bebé, que tan importantes son en la relación y comunicación entre ellos.


¿Cómo trabajamos el masaje infantil en Fisoterapia Seller?

Consiste en sesiones individualizadas en las que os enseñaremos a realizar correctamente un masaje a vuestro bebe. Podéis acudir en pareja o en solitario con vuestro bebe.